CARMΣMIX enconstanteduda


DE KAYAKS, VIAJES Y OTRAS FANTASÍAS
24 Juliol 2011, 7:40 pm
Filed under: Descubriendo el planeta Tierra, Experiencias

Este verano toca austeridad, así que mientras buscaba alternativas para disfrutar igual de las vacaciones, me llegó un mail de mi excolega de intercambio lingüístico, un chico norteamericano de Los Ángeles, que se dedica a conocer mundo y escribir el libro que según él lo llevará a ser el periodista consagrado que espero que llegue a ser algún día. Ese relato me distrajo un montón y me ha dado la respuesta de que, esta vez, viajar de la mano de otros también es una manera de disfrutar del viaje. Y éste es divertido.

B. siempre me ha dicho que escoge sus viajes sobre un mapa, señala el país y se lanza en paracaídas sobre él. Lo de planificar lo deja para cuando aterriza, aunque esta vez todo fue de otra manera. Destino, Croacia en kayak.

B. creyó que había sido original en elegir la manera de hacer este viaje, a lo Robinson Crusoe, en un kayak y recorriendo algunas de las más de 1.000 islas que salpican el Mar Adriático como Bras, Hva o Vis, pero al consultar se dio cuenta que ya había alguien allí que se le había adelantado y que hacía negocio alquilando equipos completos de kayaks, remos, chalecos salvavidas, equipo de cocina, tiendas, sacos de dormir y hasta incluso bombonas de buceo. Así que aprovechando las circunstancias, aterrizaron con parte de la aventura ya programada, una palabra que pierde peso leyendo el relato entero, que me hizo partir de la risa porque su experiencia llegó a ser toda una gran e infernal aventura!

Jogi, como el oso, fue su renting man. Los recibió con el equipo preparado, las bermudas del revés, las gafas de sol medio rotas y fumado hasta arriba de marihuana. Ellos, muy prácticos, sólo venían con su brújula y un mapa. Cuatro palabras cruzadas con Jogi y éste les llenó el mapa de cruces indicándoles los lugares indispensables de una ruta que les iba marcando en ese momento, una ruta de dos semanas que luego no iba a ser para nada ese camino de ‘rosas y vino’ que se esperaban. El viaje prometía😉 …

Salieron de una playa entre Split y Trogir rumbo a  la primera isla, cargados hasta arriba de provisiones, su renting man, como si fuera su primera vez en un supermercado y con los ojos saltones de emoción consumista, les llenó la cesta de pasteles y salchichas para las próximas semanas…. Y ‘zarparon’ hacia el mar abierto, hacia esas islas que se veían allí al fondo…

Se acordarán toda la vida de esas cruces marcadas en el mapa porque la verdad, todavía no saben ni por qué estaban marcadas ni para qué… Despues de cruzarse con algunas barcas de pescadores que les fueron indicando el lugar de su primer destino, llegaron a una islita llena de rocas y un faro. Se pusieron a plantar sus igloos, dejándolo correr al cabo de un rato, faltaban piezas para completar el puzzle, así que durmieron bajo el abrigo de una roca al lado del faro,  ignorando el frío, el calor y los mosquitos y alimentando su sospecha de que quizás repetirían más de una noche sin dormir… Imagináos cuántas situaciones se pueden vivir en dos largas semanas de viaje por mar, emulando a los Crusoe y Cortos Maltés de otros tiempos, luchando contra las corrientes, el vaivén y el sonido de las olas, los espejismos -era esa la isla, esa otra o un yate en el horizonte?- el clima, las peligrosas rocas (todavía se preguntan por qué sus playas de arena tienen tanta fama, ellos no encontraron ni una, todo eran rocas, aunque puede que fueran siempre perdidos), las cabras, la gente que no veían, los otros kayakistas que tampoco estaban, los pueblecitos abandonados, las pocas casitas y núcleos de población que habían pero que no tenían cajero (ai, qué mentalidad, chicos!) y esa falta de dinero les obligaba a racionalizar la comida hasta otro destino más ‘abastecido’ o pescar con sus propias manos…  Luchar con tus propias fuerzas y recursos, wow, una gran aventura, aunque en su caso una aventura no buscada pero bien encontrada. B. acaba el relato con un video y comentando que éste ha sido su gran viaje iniciático, el viaje que lo ha hecho ‘hombre’, que le ha medido sus fuerzas y que le ha hecho ver hasta dónde puede llegar… Espero que me lo explique alguna otra vez, cuando algún día viaje a la Amazonia o a la profunda sabana…

A mí me ha hecho reír un montón, me ha recordado viejos tiempos y hasta me ha dado por revisar antiguas fotos de aventuras parecidas a lo Robinson, cuando nos autoabastecíamos de pescado y cazábamos pulpos con arpones manuales, dormíamos en los techos de las casas, nos bañábamos desnudos en playas paradisíacas y desconectábamos del mundo en islitas perdidas del Mediterráneo más oriental… Otra manera de disfrutar de uno mismo, de vivir grandes experiencias y de saber que, a pesar de cómo va el mundo, todavía es posible viajar y vivir aventuras con pocos recursos… Aunque esta vez gracias a los ojos de otro Maltés… Thanks a lot, my friend!🙂


2 comentaris so far
Deixa un comentari

De acuerdo contigo, viajar por otros a veces consuela aunque ¡qué envidia! Rafael P.

Comentari per Anònim

… envidia sana!😉

Comentari per enconstanteduda




Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s



%d bloggers like this: