CARMΣMIX enconstanteduda


PALESTINA… ANOTHER BRICK IN THE WALL
25 Setembre 2008, 10:11 pm
Filed under: Descubriendo el planeta Tierra, Reflexiones en voz alta

En estos días hace justo un año que realicé uno de los viajes más interesantes, intensos y bonitos que he hecho nunca. Hace justo un año que estuve en una de las zonas más calientes del planeta, donde el Mediterráneo termina y empieza Oriente Medio: Siria, Jordania y Líbano.

Respiré, viví y disfruté de la inmensidad de Siria, de sus monumentales ciudades imperiales grecoromanas, muchas de ellas declaradas Patrimonio de la humanidad y por las cuales no transitaba ni un turista, de su cocina, sus olores y sobre todo, de sus gentes, gentes abiertas, refinadas, hospitalarias y muy cultas en su mayoría, una amalgama de distintas religiones… No me sentí ni vigilada, ni asediada y libre de moverme por las calles, al menos de su capital, la mítica Damasco… ¿el famoso eje del mal?… Líbano fue un caso aparte, una visita relámpago en un pais en guerra. Sufrí, la verdad. De camino a Baalbek conté al menos 10 tanques de combate con sus respectivos regimientos y , a lo largo de la carretera en la zona controlada por Hezbolah, se exponían banderolas con fotografías de los mártires caidos… Qué lástima, un hermoso país enredado en una telaraña de intereses internacionales. Cambiamos de pais, ése era, en teoría, más cercano y amigo de occidente: Jordania. ¿Qué sentí?  Pues fastidio, un pais arrogante, muy poblado (aunque quien se llevaba la palma era Siria, con sus campamentos de refugiados palestinos e iraquís que según estadísticas superan los 3,5 millones. Para un pais de 19 millones, ese peso se nota, y más sin ayudas internacionales…), sucio… y me sentí muy maltratada, por ser turista y por ser mujer… ¿la esencia de la cultura beduina?

Muchos recuerdos, muchos. Todos enriquecedores y bellos. Pero quizás uno de los más impactantes fue la sensación que me produjo contemplar desde lo alto del monte Nebo un paisaje árido, ondulante y sin fin: el valle del río Jordán, Israel… ¡Me quedé maravillada, estupefacta! La cuna de nuestra civilización a mis pies… Galilea, Nazareh, Jericó… hasta su desembocadura en el Mar Muerto!  Recuerdo que me cayeron algunas lágrimas, fui consciente que lo que observaba era la tierra prometida, la vuelta a los orígenes del pueblo judío… y todo el odio que ha provocado.

¿Cómo es posible que un pueblo que ha sufrido tanto, de gran cultura, constantes y grandes, que han hecho florecer zonas desérticas, que son líderes mundiales en el reciclaje y buen uso de los recursos naturales, provoque tanto dolor y no sea capaz de moderar y evitar un sufrimiento que conoce muy bien? ¿ No tienen suficiente con construir un muro de cientos de kilómetros y 9 m de altura que divide gran parte del territorio palestino y separa a familias enteras? Pues parece ser que no…

El otro día, realizando un vaciado de noticias (cosas del trabajo), leí que ahora Israel, a pesar de continuar vulnerando el derecho internacional y los acuerdos de Oslo, “impide” la libre circulación de ciudadanos palestinos de los territorios ocupados; si sales de Cisjordania para visitar Gaza, te quedas en Gaza, porque no tienes permiso para volver, te vuelves un ilegal. Es decir, si vas porque tienes una boda, de visita o asistes a un familiar enfermo en Gaza, no vuelves a entrar en Cisjordania… Llámese “restricción de permisos”… Si eres ciudadano israelí de origen palestino, puedes casarte con una palestina de los territorios ocupados, pero tu mujer no podrá vivir contigo en Israel… ¿Las razones? Muchaaas, y todas relacionadas con el trazado del muro que va “añadiendo” zonas que no corresponden con la frontera Cisjordana-israelí establecida en 1967. Mientras, construyen nuevos asentamientos de colonos en ese nuevo territorio y se aseguran su permanencia…. Otra forma de terrorismo, tu sales, pero ya no entras…

¿Tendremos que seguir sufriendo el resto del mundo las sanguinarias decisiones de dos paises que deciden quién está en un lado u otro del mundo y aceptar como borreguitos las consecuencias de dichas decisiones que convierten a un pueblo desesperado en una bomba de relojería?

Recordemos y no olvidemos que también existen otros muros de la vergüenza, como el muro de la frontera mejicano-estadounidense o el de Sáhara. Pero aún hay miles de otros muros quizás peores que no vemos, que son invisibles… Another brick in the Wall

(un reportaje reciente y muy interesante de Documentos Tv. Habla sobre un pueblo que resistió el paso del muro…)


1 Comentari so far
Deixa un comentari

[…] posts que hi parlen del tema aquí i […]

Retroping per CIUTADANS ISRAELIANS PER LA PAU « CARMEMIX, enconstanteduda




Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s



%d bloggers like this: